Lo que realmente importa en tu imagen personal.

Si estás leyendo esto es porque te has planteado esta inquietud. ¿En qué debería invertir o qué debería hacer respecto a mi imagen personal? Así es como seguro te has suscrito a blogs, revistas o canales de video, con la intención de tener a mano siempre información que te mantenga actualizada.

Pero, ¿qué significa en términos de estilo estar actualizada? Lejos de pensar en grandes armarios o sumas exageradas en compras, vamos a ir por lo básico que tiene que ver con la mujer que ves en el espejo. Sí, sin ropa, sin maquillaje, sin marcas encima, solo esa mujer que cada día se encuentra a sí misma en un reflejo.

En sesiones de asesoramiento indago mucho en estas preguntas: ¿cuáles son esos 5 puntos positivos que ves en ti? y ¿cuáles consideras que serían 3 puntos negativos? Si prestas atención a la composición de las preguntas hay una diferencia clave, por un lado es lo que realmente crees que tienes de positivo, mientras que al referirme a lo negativo doy paso a la duda con el “considerar”. El impacto de estas preguntas casi siempre es el mismo resultado, el no poder mencionar 5 aspectos positivos (sobre todo a nivel físico), y creer que pesa más lo negativo.

Por eso es indispensable el reconocimiento de lo que soy y cómo me veo a mi misma, antes de pasar a “recomendaciones de prendas y colores”. Y disfruto mucho de cada una de esas historias sobre el por qué X apreciación sobre sí mismas. Hay mil circunstancias detrás de un “quiero verme mejor”, y es por eso que en lugar de disfrazarlo de pura necesidad de compra o tendencia, el ejercicio de analizarse primero desde adentro es clave. Sin eso, no se puede asimilar o construir un estilo propio.

Lo importante en tu imagen

Ahora dicho esto empiezan a cambiar las prioridades ¿no? de pronto baja la ansiedad por salir de compras o tirar todo el armario fuera, para detenerse y pensar en qué es lo que en verdad me hace sentir cómoda o incómoda. No es que con ese ejercicio inmediatamente sientas que todo se ha resuelto, pero sí que podrás tomar acción en cambiar algunos hábitos o incluso el discurso negativo que has estado teniendo contigo.

Después de un tiempo (no tiene que ser mucho), la idea es que dejes de ser dura contigo misma cuando por ejemplo te pruebes algo nuevo en una tienda, o que al elegir ropa lo hagas desde la consciencia de que lo que vistes es lo que te representa y no solo lo que te cubre (inseguridades con las que no querías lidiar).

¿Es duro? ¿Es difícil? sí, de hecho de ahí que se requiera de un acompañamiento profesional para poder tener una visión objetiva porque de lo contrario sería un tanto complejo desapegarse de una visión con la que hemos vivido años y de la cual es difícil salir, ya que de por sí se ha creado un círculo vicioso donde de alguna u otra manera caemos en lo mismo, la crítica destructiva.

¿Cómo empezar con ello?

Puedes hacerlo desde hoy mismo, para decidirte a hacer un cambio lo clave es hacerte consciente de que lo necesitas y que sientes que debes empezar. Desde ahí empezar a actuar en coherencia con ello, y cómo lo harás seguro es la pregunta que ronda tu cabeza, pues bien acá algunas ideas, que obvio no descartan el objetivo de contratar un servicio profesional que si te dé una guía más efectiva y técnica acorde a tu caso.

  • Empieza a escribir un diario sobre tu imagen personal y lo que te dices a diario. Pueden ser frases sueltas o pequeñas reflexiones de cómo te sientes.
  • Antes de ponerte la ropa del día, deténte 2 minutos a analizar por qué estás eligiendo usar eso. Te ayudará a conectar contigo y lo que tienes en el armario.
  • Deja de seguir mil cuentas de redes sociales de influencers que te generen ansiedad (por compararte todo el tiempo).
  • Empezar a sacar las prendas con las que no te estás sintiendo cómoda, ya sea por talle, color o porque simplemente no tienen nada que ver con tu agenda y estilo.
  • Averiguar por los servicios de un asesor profesional con quien puedas hacer un real seguimiento y cambio de hábitos respecto a tu estilo y armario. No vayas por algo exprés, busca algo que pueda funcionar a largo plazo. No te arrepentirás.

Si en verdad buscas comprometerte a fondo con un cambio de adentro hacia afuera, estos primeros pasos son claves, verás como en un tiempo a mediano plazo, estarás viéndote con otros ojos, menos autocríticos y más tolerantes y amorosos.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
0
0
0
0
0
0
0
1