Trabajar (online) como Asesora en tiempos de pandemia.

Empezamos este 2020 con tantos proyectos. Ser Asesora de Imagen en general siempre me ha representado un desafío sobre todo por trabajar online, hasta que de pronto…llegó la pandemia y el curso de todo cambió radicalmente y acá quiero contarte de ello por si has estado en la faena de transformar tu negocio en modalidad online.

La realidad de trabajar online

Suelo contar que el 70% de mi trabajo consiste en CREAR CONTENIDO, y no exagero cuando digo que lo que más demanda mi energía es este punto, ya que no es solo contar sobre mis servicios sino informar y educar a una audiencia curiosa de lo que hago y que se sientan motivados / seguros de los beneficios de trabajar con ellos en sesiones (online).

Pues bien, ese esfuerzo en el que llevo casi 3 años (wow!) de pronto generó un efecto dominó en este 2020, donde la pandemia obligó a todo el mundo literalmente ver a profesionales junto a sus servicios en plataformas digitales, y estar de hecho enfocados en solo poder contratar en modalidad online cualquier tipo de servicio que requerían. ¡Puntos para mi negocio como podrás ver!

¿Esto qué significó en mi trabajo?

Mayor afluencia de clientes. Si bien hace dos años digo orgullosamente que vivo al 100% de este trabajo y que cuento con una facturación estable, este año pese a mi reciente retorno al trabajo después de una pausa por maternidad, la facturación no solo siguió siendo estable sino que se disparó al doble durante algunos meses mientras veía cómo otros emprendimientos que lamentablemente no se movían para nada online, de pronto empezaron a cerrar o tener que poner una pausa hasta lograr adaptarse por fuerza mayor a este mundo.

El contacto con muchas colegas también aumentó, tanto por parte de mis ex alumnas como de otras pares con quienes convivíamos en redes sociales para charlar y charlar sobre posibles alternativas que les permitan surfear la ola “pandemia” sin que se vean afectadas en sus planes trazados con tanta ilusión en este año. Y debo decir que muchas por suerte estaban listas para enfrentar el desafío porque venían haciendo un trabajo constante en sus redes, armados de web y hasta de networking que les sirvió para crear alianzas ganadoras y así darse a conocer más y más.

Las clientes que empezaron a consultar cada vez más por los servicios online estaban más que convencidas que era SU MOMENTO de hacer algo por su imagen, otras que necesitaban IMPULSAR SU EMPRENDIMIENTO con marca personal, y también hubo quienes aprovecharon para ponerse al día con su formación profesional reforzando algunos conceptos técnicos. Y sí, yo encantada de estar lista desde este lado con mi web, redes y contenidos que tanto esfuerzo me han significado.

¿Esto cómo se logra? ¿Tiempos? ¿Puedo empezar hoy?

PACIENCIA. Siempre digo esto a colegas en sesiones de branding y o mentoring, porque me encantaría decirles que hay una fórmula secreta para adelantar resultados o que solo consiste en hacer un taller y ya, pero lo cierto es que hay mucho trabajo y constancia para lograr la meta de primero posicionar una marca de servicios y por ende que empiecen a fluir los clientes ya que sí, tu marca estará en boca de todos.

Ahora si me preguntas “el secreto”, te diré que hay unos cuantos para aplicar. Acá te los cuento:

  • Contenido de valor: en redes, en tu web, en tu plataforma de email marketing, en tus ponencias, en tus reuniones de networking. Es que siempre tienes que aportar algo para captar la atención de tu potencial cliente.
  • Ármate una marca de ensueño: que los colores, logo y todo lo que envuelva el diseño te encante al punto de que siempre tengas ganas de publicar desde ese espacio.
  • Una excelente disposición a servir. Es verdad que uno de los objetivos de emprender es ser próspera y rentable (vamos, sabemos que eso nos re motiva), pero también está ese compromiso de ayudar al otro y disfrutarlo mientras pasa.
  • CAPACITARSE SIEMPRE: Nunca dejes de ser estudiante, así te digan que eres una adicta a los cursos, no importa, mientras vayas ejecutando lo que aprendes, tú dale que siempre está genial sumar inspiración y nuevos aprendizajes para crecer como empresa de servicios. Acá te lo digo yo que soy una nerd empedernida y no me recuerdo un solo año sin haber tomado capacitaciones de todo tipo.

¿Cómo saber si estoy lista?

Si ya has tomado la decisión, significa que estás comprometida con lo que eso implica. Inversión es uno de esos pasos, tiempo para implementar y claro, rodearte de las personas adecuadas para lograr que eso suceda.

Aprovecho y te cuento que para que se den estos tres factores no se trata de suerte sino de prestar atención a las señales y lo que está pasando en el mercado donde deseas crecer como emprendedora de la imagen personal.

¡Te reto! ¿Crees que de aquí a un año que estás leyendo este post, las cosas pueden cambiar para ti? Yo espero que sí y que me lo dejes saber en los comentarios algún día.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
0
0
0
0
0
0
0
0