S.O.S: ¿Cómo influye mi imagen personal al emprender?

Tal como si se tratara de un plan de branding, tu imagen personal forma parte de tu emprendimiento. ¿Lo habías registrado? Pues si no lo habías notado, quizás este artículo es para ti.

Es casi seguro que cuando estás armando toda la estructura de tu emprendimiento, te fijas en cada detalle que tiene que ver con el diseño de tu marca, servicios, productos e incluso hayas invertido mucho presupuesto en la parte logística o contenidos de tu marca. Sin embargo, quisiera que seas súper honesta contigo y te respondas lo siguiente.  ¿Qué tanto has invertido en tu imagen personal como emprendedora?

Me refiero a tener un armario funcional, con las piezas claves que demanda tu negocio, tus jornadas de trabajo en casa (o cafés),  tus citas laborales, tus reuniones de equipo, los eventos de networking, las sesiones de fotos para tu marca. ¡Exacto! en todas estas ocasiones antes mencionadas tu imagen vale más que mil palabras.

La presentación que haces de tu emprendimiento cada vez que te paras frente a alguien, ya sea un colega, un cliente, una audiencia, la cámara habla mucho de la coherencia entre lo que haces, eres y comunicas. ¿Crees que exagero? Te lo voy a poner simple con 2 ejemplos que no me dejan mentir.

  • Situación #1: Elijamos una profesión tradicional. Vas a un consultorio médico, estás en la sala de espera, y justo al entrar a la consulta, te encuentras con una persona que lleva un atuendo sucio, manchas de sangre salpicadas, un aspecto muy desprolijo, e incluso en colores muy saturados, y en lugar de zapatos, está en chancletas. ¡Ese es el médico que va a atenderte! ¿Qué haces? ¿Qué piensas? ¿Qué impresión te da? ¿Te genera confianza y profesionalismo su imagen? Creo que tanto tú como yo saldríamos corriendo de ese lugar.
  • Situación #2: Quieres atenderte con una Asesora de Imagen. Esta profesional, en su primera cita contigo te recibe en su casa, donde tiene su oficina. Pues bien, la primera cosa que notas es que su cabello está recogido de forma improvisada, de hecho como si se acabara de levantar de la cama. Su ropa, parece ser una pijama, y no lleva nada de maquillaje, pero eso no es todo. Tampoco tiene las manos muy limpias, y anda descalza. ¡Ojo! Siempre recibe a sus clientes en casa. Te pregunto nuevamente. ¿Es la imagen que esperabas de una profesional en ese rubro?

Con ambos casos podemos confirmar que teníamos cierta expectativa de lo que nos íbamos a encontrar. Es que es así, no se trata de ser superficial, ni dejarse llevar por las apariencias, o que sólo te fijas en las marcas o moda, etc. No, se trata de la coherencia entre lo que la persona dice que hace (practica laboralmente), cómo se muestra y qué refleja con eso. Entonces, ¿cómo puede ser que cuando emprendamos no invirtamos en nuestra imagen personal?

Las excusas con nuestra imagen personal

Quizás me dirás: “pero es que no trabajo en un rubro tan exigente”, “pero es que atiendo a todos online, y nadie me ve”, “pero es que mi cliente compra mis servicios, no mi imagen”.

La coherencia que puedes generar entre lo que piensas, haces, dices y te muestras, va a hacerte ganar mejores relaciones laborales, más oportunidades de exposición como emprendedora, más confianza para plantarte frente a un cliente, potencial aliado o audiencia, y así, cada vez que te mires al espejo sentirás que estás conectado con tu marca y con tu esencia.

¿Entonces, qué hacer mientras tanto?

Antes de ser emprendedora,  eres persona, y por ende estás comunicando todo el tiempo. Con lo cual, más allá de si decides que lo mejor sería consultar con una profesional por alternativas ajustadas a tu imagen personal y profesional (alineadas en armonía), hay que indagar en lo que te está pasando por dentro, para entender por qué de pronto sientes que lo que muestras “no es importante”. Porque déjame decirte, que sí lo es, y si no lo consideras como parte de tu crecimiento empresarial, va a llegar un momento en donde te sentirás abrumada por no saber cómo presentarte en determinadas ocasiones.

Preguntas para responder sobre tu imagen:

  • ¿Qué tanto te arreglas a diario para trabajar en tu emprendimiento? No importa si es desde casa u oficina/espacio coworking.
  • ¿Cuándo fue la última vez que tuviste que comprar una prenda de emergencia porque tenías un evento de tu emprendimiento y no sabías que usar?
  • ¿Tienes armados al menos 5 outfits básicos para tus actividades laborales?
  • ¿Tienes eventos con tu marca/empresa? ¿Tienes las prendas ideales para vestir?
  • ¿Alguna vez te has visto usando la pijama casi en piloto automático para trabajar desde casa?
  • ¿Cómo te estás presentando ante tus clientes? ¿Siempre usas el mismo jean o pantalón?
  • ¿Has pensado en implementar los colores de tu marca en algunas de tus prendas?

Con este cuestionario, quizás puedo despertarte a la realidad de que tu imagen vale más que mil palabras cuando se trata de emprender. Es que eres tú, mostrándote al mundo con una marca, con tu talento, y por supuesto el cómo te presentas influye para obtener resultados más positivos.

¿Quieres ideas prácticas para empezar a aplicar?

Te comparto este video, donde hablo de alternativas para vestir si estás emprendiendo.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

1 comentario en “S.O.S: ¿Cómo influye mi imagen personal al emprender?”

  1. Este tipo de blogs ayudan mucho a los pequeños emprendedores y a los que van a iniciarse, sobre todo si no tienen conocimientos de marketing, los cuales pueden ayudar bastante a la hora de generar tu propia imagen personal y/o empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
0
1
0
2
0
0
1
0