Miedos comunes frente a contratar un asesor de imagen.

¿Alguna fanática de los shows de cambio extremo? Esos que nos hicieron creer en la película de que un asesor de imagen es aquel tirano que te dice que te vistes horrible, te hace botar toda tu ropa y te lleva en un solo día a comprar toda la ropa que ellos dicen, además de un paseo a la peluquería donde en un par de horas sales cambiada radicalmente.

Bueno seguro y recordaste algunos programas que venían con esa temática, donde al parecer con un cambio de look los asesores hacían que la gente “te aceptara” y tendrías éxito gracias a las imposiciones de un solo día basadas en tendencias. Ok listo, estoy siendo muy cruel con algunos colegas.

Lo siento pero mi concepto de asesoramiento de imagen dista mucho de ese estereotipo, y por eso creo que el 70% de mi comunicación está enfocada en labrar un nuevo concepto de asesoramiento donde tú tienes voz, yo participo de tu decisión de cambio, y lo que generas se logra a través de tiempo y mucha constancia.

El miedo a contratar a un asesor

Lo he escuchado, de gente muy escéptica acerca de este servicio, que evitarían a toda costa estar frente a un malévolo personaje que les haga sentir pésimo respecto a cómo se ven. Y estoy acá escribiendo esto para decirte, que las cosas no son así.

Pero más allá de estas creencias populares también existen otros temores que tienen que ver con el enfrentarse a una situación con la cual no se ha querido lidiar: reconocerse en el espejo. Tener que cambiar varios de los hábitos que han estado afectando tu forma de mirarte, vestirte y hasta tratarte.

Recuerdo en una sesión que una clienta una vez me dijo “no había querido lidiar con este tema desde hace 10 años”, y llevaba ese conteo gracias a un armario que se había convertido en casi un mausoleo de lo que había sido su época de soltera, cuando vivía en otro país, con otras situaciones y por supuesto otro peso.

Reacciones frente a un asesor

Luego de una primera sesión (en mi experiencia), quienes solicitan el servicio se dan cuenta que los miedos infundados tenían que ver efectivamente con esta idea errónea sobre el servicio.

Sobre no conocer el proceso por el cual iban a transitar en cada una de las sesiones, pero también por no haber querido enfrentarse a una decisión que venían postergando hace tiempo. Hacerse cargo de las elecciones de compra, el tiempo que no se estaban dedicando

Rompe con el miedo

  • Si quieres contratar un asesoramiento primero infórmate sobre el profesional con el que vas a trabajar. Mira si tiene testimonios de otros clientes, si puedes encontrarlo en redes sociales y qué dicen de éste. Es importante tener una noción real y sentirte identificada con su forma de ser y trabajar.
  • Cuando te contactes con un asesor explícale lo que buscas, no tengas miedo de expresar tus dudas, un buen asesor tendrá las respuestas para explicarte en qué consiste el servicio. Recuerda que estás invirtiendo en ti así que mereces saber el paso a paso.
  • No tengas reparos en aprovechar cada sesión para romper con algunos mitos con los que te has estado manejando a la hora de vestir. No es necesario esperar a que “te digan qué hacer” porque así no funciona. Sincérate.
  • Apuesta por procesos largos con varias sesiones, y evita las sesiones express que solo te darán un abreboca de toda la información que vas a necesitar tener para el resto de tu vida. Sí, esto es algo que te será útil para siempre así que invierte en un asesoramiento largo.
  • Explícale tus metas al asesor que contratarás. Si tienes o no intención de comprar cosas nuevas (no es obligatorio), también cuéntale tus expectativas para que puedan trazar objetivos realistas según el tiempo con el que cuentan.

 

Te podría dar una lista más amplia de consejos pero creo que me has leído en algunos artículos sobre este tema, el servicio de asesoramiento de imagen tienen que hacerte sentir confiada y cercana a la persona con la que lo vas a trabajar. Si en algún momento dejas de sentir esto, tienes que hablar y plantear tus dudas. Lo importante es que seas parte del proceso.

 

¿Prefieres que lo hagamos juntas? Ya sabes que podemos empezar cuando tú decidas.

Descubre cómo trabajaríamos y si resuena contigo, te invito a llenar el formulario que encontrarás en esta páginas para ponernos en contacto.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1
0
0
0
0
0
0
0
1
0