Consejos: Vestirse para emprender online.

Hace un par de días tuve un Instalive junto a unas emprendedoras que ofrecen capacitaciones para emprendedores, y ahora desean moverse en el mundo online. La pregunta de rigor era saber si es necesario preocuparse por la imagen sabiendo que quizás “nadie nos ve” porque trabajamos remotamente, y si eso influía en los resultados con la audiencia.

Y recuerdo mis inicios, cuando no existía en mi vocabulario la palabra “emprendedora”, sino ser una simple trabajadora “freelancer”, que ofrecía por aquí y por allá servicios de redacción, reportajes, coberturas, redes sociales y servicios de imagen de forma esporádica, y donde los días se mezclaban con las noches de tantas horas pegadas al ordenador sin entender muy bien que lo que hacía era construir lo que ahora es mi forma permanente de trabajar, o sea emprender online.

Entonces vale aclarar algunos puntos antes de pasar a los consejos:

  1. Cuando trabajas online el 80% de tu tiempo estás a solas, así que se reduce tu interés en arreglarte, porque igual no te ves con nadie.
  2. Es recién desde el 2018 para acá donde se ha implementado fuertemente esto de compartir el día a día a través de una pantalla (Instastories, IGTV, Youtube), pero antes realmente NADIE veía qué hacías ni cómo  hacías tu trabajo. Así que es normal que muchos emprendedores (no muy amigos de las redes) se encuentren un tanto confundidos respecto a las nuevas reglas digitales, que es vestirse para la cámara del móvil (o sea donde te mostrarás a una audiencia).
  3. Sí, justo estamos en la transición de una era a otra, aprendiendo a crear rutinas y jornadas laborales desde casa, atendiendo a reuniones por videollamada y hasta atendiendo clientes desde el móvil o la laptop.
  4. No, no estoy obligándote a vestir de punta en blanco porque seas emprendedora pero si a que comprendas que así como ha cambiado la dinámica de tu emprendimiento, tiene que cambiar tu forma de vestirte, presentarte y cuidar de tu imagen.

Dicho esto ahora si iré con algunas recomendaciones. Creo fuertemente en que mientras más nos cuidamos en imagen, mejores son los resultados con nuestro emprendimiento, porque seamos sinceros… la primera impresión cuenta y mucho tanto con futuros clientes como con aliados para crecer y establecer estrategias.

  • Tener en cuenta cuáles son los parámetros de tu estilo personal. Si te gustan los vestidos floreados genial, y no significa que sí o sí debas usarlos para las fotos de tus redes sociales de marca, pero al menos sabemos que por ejemplo eres de estilo romántico, y por ende el molde de las prendas puede ir bajo esta consigna mientras que los colores de las prendas puedan ir según el logo de tu marca.
  • Y hablando de colores, obvio, tener en cuenta que cuando se trata de crear coherencia visual en tu emprendimiento, vale que te amigues con los tonos más representativos de tu marca. Así puedes incluir algunas prendas o accesorios en esos colores y tenerlos para eventos especiales o fotos de tus servicios.
  • La psicología del color importa también. Sobre todo cuando hacemos videos, o dictamos una charla con audiencia (potencial cliente), saber que los colores que elegimos además de ser una extensión de nuestro mensaje de marca, también generan emociones en quienes nos escuchan y ven.
  • Incluir una rutina de cuidado diario para trabajar desde casa. Y por favor, no te excuses con cosas como “es que soy mamá, no tengo tiempo”, “es que nadie me ve, así que uso pijama”, “es que no sé peinarme o maquillarme así que no le presto atención a eso”. Todas esas son excusas y suenan a un descuido total por ti misma. De hecho hoy siendo mamá de un bebito que demanda mi 200% al día, aún así entre pañales, llantos y lactancia, me doy mis minutos de arreglarme, peinarme (con plancha y todo) y elegir la ropa del día. Son rutinas fáciles pero hay que implementarlas.
  • Tener súper claro que la ropa que elijo para presentarme a mis clientes es la ropa con la que ellos se hacen la idea de quién soy. Sea deportiva, urbana, sexy, dramática, folk, romántica… todo todo habla de tu personalidad.

 

Contándote todo esto, realmente espero haber derribado algunos prejuicios que tenías sobre cómo llevar tu imagen en tu emprender, así como también con largas jornadas de trabajo online. Recuerda que aunque “nadie” te está viendo, tú si lo haces y eventualmente usarás las redes sociales para mostrarte más, con lo cual debe sentirse natural para ti estar a gusto con tu imagen personal para transmitir confianza.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
0
0
0
0
0
0
0
0