¿Cómo vender tus servicios sin afectar tu imagen de marca?

¿Tienes una idea lo que me ha costado llegar a escribir este post? Seguro que no. Pero te contaré. Vender mis servicios como Asesora de Imagen de manera sostenida me llevó cerca de 5 años. Es decir, eventualmente vendía algún que otro servicio, armaba colaboraciones con marcas (esporádicamente), pero decir: “estoy facturando mensualmente con mis servicios”, eso no lo supe hasta hace un par de años.

Y sé que me estoy exponiendo demasiado al contarte esto, pero qué más da. Emprender es eso, aceptar que arrancaste con algo y que hubo aciertos y errores, y sabes qué… ESTÁ BIEN.

Ahora vamos a lo que te prometí en el título de esta nota. Voy a llevarte por una ruta de análisis para saber qué has estado haciendo hasta hoy con tus servicios como asesora de imagen, para evaluar si ha sido o no factible convertir tu profesión en algo rentable y profesional.

Vender siendo Asesora de Imagen

Ayer en una transmisión por Instagram me consultaron si era posible “vender sin parecer que estás vendiendo”. Y yo te digo que sí, pero que a la vez esto es un arma de doble filo. Cuando no somos claros en nuestro mensaje como marca podemos dar a entender que somos un alma caritativa que ofrece todo el trabajo de forma gratuita. Y no es justo. Has invertido en formación, en recursos, quizás en una web o el alquiler de un local, como para estar teniendo este problema.

Así que empieza a reconocer lo siguiente para saber si has tomado la ruta equivocada con la venta de tus servicios:

  • Estás contando en las redes sociales un sinfín de tips para usar X tendencia o prenda. (A eso le sumas mil hashtags para hacer tus posts más populares).
  • En tus redes sociales o tu página web no hay un teléfono o correo de contacto. Por ende así alguien estuviera interesado en contratarte, pues ni idea cómo haría para contactarte por ello.
  • Cuando alguien te ha mandado un mensaje sea por redes o por correo consultando “precio” o “me interesan tus servicios, cuéntame más”, terminas respondiendo un par de líneas escuetas utilizando frases como “asesoría integral”, “encontraremos tu mejor versión”, “déjame saber cuánto puedes pagar por ello”. Ufffffffff… todo mal. Porque estás dejando un libre albedrío que te saldrá caro, o en efecto nadie te comprará.
  • Por el contrario en lugar de contestar ese correo de forma confusa, decides demorarte en responder no uno, sino varios días porque te agarra pánico de dejarle saber a la primera tus precios (si es que los has establecido anteriormente). Y ahí querida colega, lamento decirte que perdiste una gran oportunidad de vender.
  • No tenemos un punto oficial de venta. Es decir, un link de pago, una explicación de cómo adquirir tus servicios, algo que pueda generar el impulso de compra de un potencial cliente.

Cuando pensábamos de forma tradicional, nos decíamos cosas como “le diré que pase por mi oficina y así le cuento más”, o también la clásica “podemos tomarnos un café y así charlamos lo que necesites”. Más allá de que esto es súper ambiguo y denota un extremo terror por ir directo al acto de vender en estos tiempos, ahora tampoco es como funcionan los emprendimientos.

Quiero vender servicios sin ser invasiva

Cuando has necesitado el servicio de un profesional ¿cómo te has sentido? ¿”Normal”, “Molesta”, “Aliviada”? Responde esa pregunta y verás que dirás que si ha sido que has querido y necesitado, pues seguro que ha sido un alivio y de gran ayuda haber contado con esa personal que supo solucionarte un problema. Pues ahora aplícalo a lo que haces.

Se tiende a pensar que el servicio de asesoramiento de imagen es un lujo de por sí porque envuelve ropa, moda, accesorios, tendencias, compras. Y yo te aseguro que pensar que esto es frívolo o superficial es algo súper alejado de la realidad. Primero porque todos absolutamente todos nos vestimos a diario y por ende aprender a hacerlo es una necesidad social.

Con esto no quiero decir que todos pueden ser tus clientes, pero sí que dejes de ver que lo que haces es algo que es inalcanzable o absurdo para el resto de mortales, porque no lo es. De ahí a que alguien decida que desea trabajar contigo a través de tus servicios es otro tema, porque eso envolverá algunos puntos como que tú seas el tipo de profesional con el que quiere trabajar, que le ofrezcas confianza y sobre todo que estés en los lugares (online y offline) donde ellos están constantemente buscando propuestas.

No invades con tus servicios, ayudas a encontrar una solución.

¿Qué hacer para empezar a perder el miedo a la venta de servicios?

Ya te dije al principio de este post que me tomó cerca de 5 años llegar a ese punto y no exagero. El cómo lo logré fue un cúmulo de situaciones entre darme algunos estrellones con mis supuestos lanzamientos y también haber establecido de una vez por todas un orden y estrategia desde esta nueva marca (que funciona desde 2017).

Ahora y para sumarte algo en este dilema, quiero aprovechar y contarte que sé que en Asesoramiento de Imagen se habla poco y nada de venta, que son contados los profesionales que se abren a confiarte los precios que cobran y las estrategias que usan, porque tristemente se cree que si lo hacen les robarás los clientes (algo totalmente absurdo), por eso y habiéndome sentido igual de frustrada como te estás sintiendo ahora, quiero invitarte a participar de un Webinar que estaremos dictando junto a Fer Bolagay, quien es Coach de Finanzas para Emprendedores, y quien fue mi guía y luz en este proceso profesional.

Hablaremos más en profundidad sobre este tema, las claves para vender servicios, y sobre todo presentarte lo que será nuestra tercera edición del Programa Online Asesora de Imagen Rentable, el cual está diseñado exclusivamente para ayudarte en este proceso con tu emprendimiento.

¿Quieres sumarte? Apúntate dando CLICK AQUÍ.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
0
0
1
0
0
0
0
0