Barreras para conectar con tu estilo personal.

Puede pasar que a lo largo de los años vivas con la creencia de que no tienes un estilo personal al vestir. Lo escucho a menudo en sesiones, lo leo en comentarios de mis redes sociales, de hecho crecí alrededor de muchas voces que decían lo mismo.

La sorpresa que se llevan todas mis clientas cuando luego de una primera sesión descubren que SÍ tienen un estilo propio, es alucinante. La sonrisa no les cabe en el rostro y enseguida empieza una serie de acciones que las hacen sentir más acertadas en todo lo relacionado a su armario. De verdad, he llegado a ver informes súper prolijos e inventarios de prendas muy bien logrados con clientas, y esto tiene que ver con haber eliminado las barreras (creencias) de que “no tienen estilo”.

Recuperar la confianza, y con ello el estilo.

Es posible que en algún momento de tu vida hayas escuchado frases como “la moda es superficial”, “lo que importa es lo de adentro”, “no creo que sea importante estar pendiente de la moda”, y cosas así. Y déjame adivinar… eso pudo haber generado una creencia de que si prestas mucha atención a estos temas de imagen, estilo y tendencias, pues quedabas como la frívola ¿o me equivoco?

Me baso en las conversaciones que suelo tener con mujeres que están en proceso de asesoramiento. Y es como si de pronto despertaran de ese piloto automático donde creían que mientras más ocultaban su deseo de interesarse por estos temas, menos criticadas serían. Y es una pena… porque es un gran error.

Ahora se entiende que no todo el mundo realmente tiene interés por ver qué vestir o comprar. Pero hay algo que siempre digo a manera de pregunta abierta y es… ¿realmente te da igual como te vistes? Nos vestimos a diario, es una necesidad cubrir el cuerpo, nadie se anima a salir desnudo de casa, entonces ¿por qué nos empeñamos en minimizar la importancia de conectar con nuestras prendas?

Soltar la creencia de la frivolidad

No eres fría por interesarte en verte bien, ni por querer invertir cierto presupuesto en tu armario, ni por estar informándote constantemente en lo que pasa en moda/belleza. Al contrario, parte del camino a encontrar el estilo, tiene que ver con abrir los ojos a estos temas desde un lugar consciente y amigable a nuestro estilo de vida y forma de consumo.

Desde esa nueva perspectiva es más sencillo que puedas absorber información, sin enloquecer o creer que “nada te queda bien”, o que “tendrías que comprar de todo para ser actual”.

La imagen al igual que el cuidado personal forman parte de una relación con nosotras mismas, que nos permite conectar de forma constante para identificar nuestra propia forma de expresarnos y presentarnos.

Presupuesto Vs. Estilo

Otra de las clásicas barreras es la del no contar con mucho presupuesto para comprar cosas que nos gustan y que sentimos que serían geniales para nuestro estilo.

Y creo firmemente que más que presupuesto, necesitamos creatividad para conectar con el estilo. En estos tiempos se cuenta con alternativas de todo tipo para vestir. No en vano las compras online o el “fast fashion” ha ganado terreno sobre las firmas exclusivas o de diseño de autor. Y es que cada vez más mujeres se animan a probar comprar desde lo que sus bolsillos les permite, sin dejar de lado sus gustos personales.

Lo que pasa… (y aquí es donde entramos los asesores), es que en muchos casos no tenemos la información precisa para saber a dónde dirigirnos, tanto en elección de prendas como en tiendas, y eso es lo que termina generando esta sensación de que no hay nada en lo que podamos invertir para vernos mejor.

Empieza por escucharte, ahí está tu estilo.

Créeme cuando te digo que la respuesta la tienes tú. Que un asesor es un medio para llegar a ello, pero no es quien crea tu estilo. También identifica si hay alguna creencia que te limita a fluir con tu estilo, o si has estado batallando con no dejar salir esa creatividad por miedo al qué dirán.

El estilo personal es parte de cada uno, solo hay que labrar el camino para dejarlo salir y dejarse influenciar por ello, verás cómo vestir de pronto se convierte en una actividad de disfrute y cómo el estrés o agobio, se alejan una vez que sabes que puedes conectar con esa intuición.

 

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *