Tu estilo, el sello con el que marcas a los demás.

Tal vez te haya pasado, que ves entrar a una persona a un lugar y sientes que se impone con su tan sola presencia. ¿Te preguntas por qué? La respuesta es: su estilo.

Me gusta hablar de estilo desde un lugar donde se puedan conjugar algunas características de personalidad, gustos y estilo de vida. Precisamente porque aunque adoremos X color o marca, no significa que podamos vestirnos al 100% con ello ya que tenemos algo que nos conecta con la realidad y es nuestra agenda. Esa que nos determina un poco más y nos hace cable a tierra.

Aún así siendo conscientes de que tenemos preferencia por una lista de cosas, hay mucha resistencia a llevarlo a nuestro armario o día a día gracias al temor de no encajar (sea por prejuicio, circunstancia o desconocimiento sobre prendas/colores,etc), así como también por no saber conectar con el mensaje que se quiere dejar con su propia presencia. ¿Te parece un enfoque holístico? No lo es.

El estilo, lejos de la moda.

Creo que de las decenas de clientas con las que he trabajado en los últimos dos años, sólo una o dos se acercaron a mí con la intención de actualizarse en tendencias para comprar, ya que lo que realmente les preocupaba era saber identificar el ESTILO que tenía, algo que en muchos casos no sabían que poseían, y luego aprender a identificar en tiendas o en su propio armario lo que representaba eso.

¿Y qué las hizo sentir esa necesidad de descubrir un estilo? Primero y antes de que lo pienses, no se trata de una etiqueta general. Decir “soy de estilo romántico” no significa que fijo debas vestirte de rosa y cargada de flores, ya que usualmente combinamos entre 2 a 4 estilos por persona y la forma de interpretarlo es muy distinta para cada una.

Su necesidad de ponerle voz a un estilo era precisamente  ligada a las ganas de despertar consciencia sobre lo que estaban comprando, acumulando, vistiendo o eligiendo día a días según lo que dictaba su agenda y lo que querían transmitir. De ahí que además estamos en la época donde todo pasa por las redes sociales, y lo que menos queremos es que se malinterprete quienes somos por lucir como alguien que no tiene nada que ver con nuestra real esencia. ¿Te enredé?

Hagamos pruebas de estilo

Por ejemplo, si has estado vistiendo a diario un jean y una camiseta básica con un par de zapatillas o botines sin mucho detalles, quizás llegará un día donde fuera de tus actividades cotidianas tengas que vestir para algo en particular y sientas que no tienes nada en el armario. ¿Qué haces en esos casos? Corres a una tienda, te pruebas un par de cosas, sales del apuro y al cabo de una semana surge otra ocasión donde te vuelve a pasar lo mismo, hasta que terminas enroscada en un ciclo sinfín, y un armario lleno de cosas que no te representan.

También puede pasar que un día despiertes con sensación de hartazgo porque todo lo que te pones es más de lo mismo y nada que te entusiasme al abrir el armario, entonces piensas ¿por qué nada me queda bien? Parecen conflictos banales pero no lo son. Esa repetición de pensamientos y sucesos te pueden hacer sentir desmotivada, frustrada y hasta con bronca porque “no te encuentras a ti misma”.

Permitirte fluir con aquello que conectas, desde lo básico hasta lo más excéntrico, haciendo un recorrido consciente de por qué eliges lo que eliges en lugar de simplemente dejarte llevar por la inercia.

¿Cómo logro reconectar o descubrir  mi estilo?

He creado sinfín de artículos en Hablemos de Moda Ya, y hasta en mi canal de Youtube donde usualmente te cuento de técnicas, consejos y puntos a tener en cuenta cuando estás en ese camino, pero voy a ser lo más sincera posible.

Así encuentres muchas herramientas gratuitas y autodidactas, puede que no sea suficiente o lo que estás necesitando. Sobre todo cuando han sido años de estar en piloto automático con tu armario. Con lo cual sí sería oportuno consultar con un profesional del tema. Realizando entrevistas, ejercicios, teniendo la oportunidad de charlar sobre tus preocupaciones, tus miedos y aspiraciones con tu imagen.

Es mucha información a trabajar   y que si no se tiene un guía puede terminar siendo confuso. Aún así entiendo que también hay espíritus autodidactas (yo lo era con algunos temas), y que sientas que lo puedes hacer sola. Pues de ser así, te recomiendo mi EBOOK de Auto Asesoramiento de Imagen, y si ves que no es el camino porque quieres hacer un cambio de raíz, dejarte saber que podemos hacerlo juntas.

 

 

 

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
0
0
0
0
0
0
0
0