No sé cómo cobrar siendo Asesora de Imagen

¿Te has escuchado diciendo esto cuando te preguntan por tus servicios como Asesora de Imagen? Pues bien, es más común de lo que crees, es cierto que no existen tarifas estándar, y sí… hay mucha especulación respecto a cómo hacerlo bien.

Antes que nada quiero dejarte saber mi experiencia. Solía poner tarifas pensando en lo que alguien pudiera pagar, y no en lo que yo necesitaba cobrar. Nunca antes había hecho cálculos respecto a cuánto sería un sueldo acorde a mis necesidades, ni mucho menos me había puesto a sacar cuentas de cuánto invertía en formaciones, recursos, viáticos y constantes actualizaciones o membresía que acarreaba la profesión. Y así me vi envuelta en un constante drama entre “no me quieren pagar lo que cobro” y “prefiero cobrar lo que sea (mínimo) con tal de ganarme al cliente”.

ERROR.

Luego de darme cuenta que así no llegaría a una facturación estable, que gastaba más energía y ánimos en “perseguir” gente y que por último terminaba haciendo cualquier otra cosa menos lo que quería con mi trabajo, tuve que poner pausa, (llorar mucho) y buscar soluciones prácticas.

  • Necesitaba establecer un precio fijo a lo que hacía. Para eso, estructurar servicios era clave.
  • Tenía que contabilizar mensualmente lo que invertía en mantener mi hasta ese entonces idea de emprendimiento. Sí, todo: desde la cuota en zoom hasta los cursos que tomaba esporádicamente, el costo de internet, los cafés, etc.
  • Debía dejar de querer vender a todo el mundo, todo. Ni todo el mundo es mi cliente, ni necesito abarcar demasiadas cosas. Bastaba con un par de servicios bien puestos y dirigirme esencialmente a quienes captaba a través de ciertos contenidos estratégicos.
  • Y hablando de estrategia, eso. Dejar de gastar tiempo en redes o en el blog/canal de Youtube haciendo pelotudeces. Sí, sí… basta de caer en los benditos challenge que me hacían viralizar un post o video. Tenía que pensar detalladamente en qué temas me enfocaría, cuando se publicarían y qué es lo que tenía que conseguir con eso. ESTRATEGIA.
  • Tuve que ponerme en manos de una coach de finanzas para emprendedores, que además me hizo una radiografía de finanzas personales y luego de más de 12 sesiones, pude entender que tenía un problema emocional con las palabras: vender, invertir y deuda.

En total podría decir que me llevó cerca de cuatro años llegar a un punto de orden, pero fueron los últimos meses de ese cuarto año que me hicieron explotar en angustia y hasta llegar a pensar que me había equivocado invirtiendo en una buena web y fotos y redes porque no veía estabilidad ni flujo de clientes. Bien, pues eso pude resolverlo y de ello sigo aprendiendo.

¿Cuál fue el punto de giro para empezar a vender como Asesora de Imagen?

Todo lo previo que te conté, más un tema de mentalidad (que yo soy tan escéptica como tú creyendo que eso es palabrería), pero juro que fue un antes y después en mi vida poder visualizar más claramente mis números y lo que tenía que ponerme a hacer sabiendo qué quería ganar (cobrar) y en qué estaba dispuesta a invertir para crecer.

¿Te interesa saber y profundizar este tema?

El próximo 14 de abril estaremos en un webinar gratuito junto a Fer Bolagay, experta en finanzas para emprendedores donde hablaremos sobre 5 formas de crear tu modelo de negocio siendo Asesora de Imagen. Puedes apuntarte aquí. 

Y sí, al final de este encuentro te presentaremos la cuarta edición de ASESORA RENTABLE, el programa que ha ayudado a decenas de asesoras a poner en orden sus números y crear rentabilidad con sus negocios.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *