marca-personal-anniemaya

El sueño de crear una marca personal desde tu imagen.

Quién diría que estaríamos en tiempos donde todos podemos tener un “.com”, hace cinco o diez años era impensable, o mejor dicho la idea de una marca personal se la acreditábamos a grandes empresarios, con mucha influencia y recursos para invertir, pero bah… ese paradigma cambió.

Y decido escribir sobre este tema a esta altura del año porque tanto para muchas de ustedes como para mí, los cierres e inicios de ciclo (hola 2020!) son esperanzadores y perfectos para arriesgarnos a tomar impulsos. ¡Ojo! hablo de los que vienen acompañados de acción, y no de los que solo escribimos en una lista que luego olvidamos en la agenda nueva de turno.

Ideas para empezar

Este mes de diciembre empecé el Training de Branding y MKT con dos emprendedoras que querían crear una marca, pero no tenían claro qué ofrecer desde ahí. Hicieron su lista de aptitudes, investigaron qué podían hacer para innovar desde sus estudios o profesiones y sin tenerlo muy claro, se lanzaron a trabajar en el training para descubrir mejor el enfoque con el cual podían mostrarse.

Así que quiero dejarte unas preguntas claves por acá para que ejercites esa curiosidad de no saber bien cómo darle rumbo a tu propio proyecto:

  • ¿Por qué quieres crear una marca? Sé sincera, plasma todo, así sean ideas y frases sueltas. Entenderás que hay algunas acciones y motivaciones que te llevan a crear ese proyecto.
  • ¿Consideras que lo que quieres ofrecer (servicio/producto) ya existe? Y si es así, ¿cómo sería algo distinto viniendo de tu marca? No hace falta pensar en algo sofisticado, pero si en soluciones a problemas que sientes que tú puedes resolver.
  • ¿Te ves trabajando en solitario o en equipo? ¿Esto se debe a tu falta de experiencia o a la dinámica con la cual te sientes más cómoda? Importante definir esto para saber si puedes tener uno o más enfoques en tus servicios/productos, así como también saber con qué recursos cuentas.
  • ¿Estás dispuesta a contar sobre lo que quieres hacer? ¿mostrarlo? ¿hablar de ello sin vergüenza? ¿proponerlo bajo un precio?

Crear marca, es crear un sello.

Y tiene que tener tu identidad. Tus propios procesos son los que te diferenciarán y no el servicio general en sí. Cuando pensamos en una marca nos quedamos tan embelezadas en el nombre, logo, fotos, colores que nos olvidamos que lo que venderemos serán experiencias, y esto es el mayor de los retos para quienes emprendemos.

Hay público para cada tipo de marca, pero siempre y cuando lo que propongas sea bueno y auténtico, sobre todo si quieres permanecer en el mercado. De ahí que hay muchas marcas que arrancan con todo y en menos de un año desaparezcan.

Así que si es un servicio que deseas proponer, crea el guión que involucra el mismo, la dinámica, los materiales a ofrecer, los beneficios que se llevará el cliente, escríbelo todo. Le irás dando forma con la práctica de tus primeros clientes y sus reacciones, pero créeme, valdrá la pena haberte sentado antes algunos días a idearlo todo.

La hora de mostrar tu imagen

“Quiero mi marca, pero no me gusta eso de las fotos”, “ah no, no me digan que tengo que hacer videos”, “es que yo apuesto por el contenido, no por andar mostrándome”. ERROR.

¿Tienes una marca con tu nombre y quieres jugar a la omnipresente? Es lo que menos puedes hacer, sobre todo si apuntas a conectar con clientes reales, un mercado extranjero, y mejor aún, convertirte en referente dentro de tu nicho.

Tu cara, tus gestos, tu comunicación verbal, tu tono, tu estilo, todo enamora o desencanta (tú lo decides), así que si como reto te lanzas con marca personal en el 2020, que sea para también romper con el tabú de que “lo externo no es lo importante”, olvídate de ese prejuicio y muéstrate desde tu propia esencia.

Que sí, es cierto, es más que válido primero asesorarte, saber bien lo que es necesario para tener un mayor impacto y confianza en el cómo te presentas con tu marca, pero que no te pare el miedo. Busca una asesora, un mentor, una capacitación que te permita romper con el cascarón de la timidez, y comprende que nadie mejor que tú misma para ser la cara de tu marca.

¿Y ahora, me lanzo?

El momento de comunicar quién eres, qué haces y para quién, llegará tarde o temprano. Eso sí, que todo lo previo que hemos charlado sea tu punto de inicio, luego irás perfeccionando cosas, pero lo importante es que vayas por ello. Tener una marca personal es un compromiso a largo plazo si deseas emprender a tiempo completo y más que todo disfrutar de ese trabajo que deseas crear para ti, y las oportunidades que generarás para tus clientes.

Desde este lado agradezco haber perdido el miedo a ello, haber cumplido ya más de dos años con una marca bajo mi nombre, y haber caminado hasta ahora con decenas de mujeres que apostaron por mis servicios y talleres.

¿Y tú, quieres llegar al próximo diciembre haciendo ese mismo balance?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
1
1
0
0
0
0
0
0