¿Cuál es el estado de tu marca personal?

Cuando estás presente en la mente de tu audiencia y potenciales clientes con pequeños gestos que disparan su mente a lo que puedes hacer por ellos, es que tu marca personal ha triunfado. Y te preguntarás ¿cómo es que puedo conseguir eso?

Si alguien me hubiera anticipado el impacto que tendrían mis contenidos o servicios en la audiencia que me acompaña, no me lo hubiera creído. Me ha pasado de estar semanas sin publicar cosas en redes o hacer difusión de mis servicios/talleres y que aún así me lleguen mensajes, consultas y compras en mi tienda online, por “el simple hecho” de estar presente en sus mentes a través de todos los contenidos elaborados a lo largo de estos años de emprendimiento.

Los pasos para dejar huella con tu marca personal

Quizás haya distintas maneras de trabajar el impacto de tu marca, pero por acá me atrevo a compartirte lo que ha sido para mí, lo primordial en dar a conocer mi marca a nivel online (o sea internacional).

  1. La imagen lo es TODO. Da igual que te digan que no, pues sí que lo es. Esa primera impresión que generas en quien te conoce por primera vez puede generar un alto o bajo impacto. En el caso de mi marca fue desde definir los colores, la tipografía de mi imagen hasta las fotos con las que hacía mis contenidos de redes o web. Y no es simple percepción mía, sino que muchas de ustedes me lo han destacado al charlar conmigo en sesiones o clases.
  2. ¿Cómo quieres que te reconozcan? Hay quienes dirán a la ligera “por lo que hago”, pero eso es mucho y nada a la vez. Debe haber algo específico en lo que eres buena, sabes explicarte y sobre todo te sientes confiada al hablar. Esto se percibe muchísimo en cuando te paras frente a una cámara o tienes un llamado de venta con tus potenciales clientes. Si no sabes cuál es ese motivo puntual por el que quieres ser reconocida, difícilmente la gente se acuerde de ti.
  3. NO le hables a todo el mundo. Ya sabes… eso del cliente ideal no es un mito, es una realidad. Cuando empecé con mi marca sabía que quería ir hacia mujeres en determinados países y ciudades, que se preocuparan por X circunstancias donde yo podría ayudarles pero sobre todo que hablen mi mismo idioma (me refiero a que tengan una percepción de las cosas similar a la mía), porque nada más frustrante que querer acaparar la atención de todos, ya que es imposible.
  4. Hasta ahora te he mencionado el tema de los contenidos, pero sí, una vez definido lo anterior, ahora hablaremos de esto. ¿Qué publicas, por qué lo publicas, cuándo lo publicas, para quién lo publicas, cómo (formato) lo publicas? Si no te has hecho estas preguntas, seguro que lo que has estado haciendo es replicar consejos de manual, subir memes, poner frases motivacionales de otros autores o venderte como alguien súper inalcanzable. ¿Crees que eso conecta emocionalmente con alguien? no.  Tus contenidos son tu voz (literalmente la gente se imagina cómo es tu voz cuando te lee), así que cuídalos porque de eso depende qué tipo de público atraes.
  5. Tu huella en “Internet” esto es súper amplio pero puedes empezar por chequear qué tipo huella has dejado en tu vida online estos años (incluso antes de lanzar tu marca), la gente googlea todo antes de contratarte así que si se encuentran con que eres un fantasma online, directamente desconfían de tu valor como marca. Y ya sé que dirás que es injusto, que eres nueva en esto bla bla bla. Pero créeme que harías lo mismo si fueras tu cliente. ¿Cómo solucionarlo? al mismo tiempo que planeas tu lanzamiento y plan de ventas, yaaaa deberías estar publicando contenidos en distintos canales para ir aumentando tu presencia digital, de esta forma cuando llegue la hora de vender o lanzar algo, la gente se encontrará con contenidos tuyos y referentes a lo que vendes.
  6. Gestión y atención al cliente. Hay marcas que se olvidan de que aparte de dar una buena impresión, deben trabajar en el seguimiento y acompañamiento de sus clientes. Eso de dejarles a la deriva una vez que te han comprado habla muy mal de tu marca y te restará testimonios positivos para cuando debas conseguir más clientes o referidos.

¿Qué más hacer por mi marca personal?

Podría hacerte una lista mucho más larga, lo prometo. Hemos por ahora dejado de lado el tema de arquetipo, tu tono de comunicación, los canales que mejor funcionan, en fin… hay mucho para hacer en cuanto a marca personal, pero este es un buen inicio para chequear cómo vienes con lo que tienes ahora y así trabajar en lo urgente.

Lo que me encanta de las marcas personales es que ninguna se parece a la otra cuando han indagado en su propuesta de valor, y de verdad todas las marcas pueden destacar eso aunque lleve tiempo descifrarlo. Por eso, te invito a repasar cada uno de estos puntos y ver en qué necesitas enfocarte.

En caso de que sientas que no has trabajado en estos puntos los suficiente, también recomendarte que eches un vistazo al Training de Branding y MKT personal donde hombro a hombro puedo acompañarte y trabajar contigo toda esta base inicial para que te lances (o relances) con tu marca.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *