Branding Personal, más allá de una foto bonita.

Es habitual que como emprendedores nos hagamos la pregunta de ¿qué implica el branding personal? Ya hemos hablado que no sólo es el logo sino también la imagen que mostramos (literal con fotos y videos), además de otros rasgos que son importantes a cuidar en la gestión de una marca que va desde nuestro propio nombre hasta nuestra personalidad.

Ahora bien, viene otra confusión. ¿Se trata de tener solo fotos buenas? ¿impresionantes? ¿profesionales? Pues no. O sea, son un elemento importante porque serán “la cara” de tu marca cuando publiques en redes sociales o recibas a tu audiencia en tu casa virtual (web), pero no es lo único a trabajar.

De hecho hay millones de marcas que han cuidado este punto de la apariencia, pero en otras cosas se han descuidado y ahí es cuando sucede la incoherencia o el rompimiento de credibilidad con los futuros clientes.

Branding Personal: ¿qué incluye?

Para hacerlo más conciso te dejaré una lista que te sea fácil chequear, y con la cual podrás revisar uno a uno los puntos que deberías estar trabajando para que tu marca personal sea coherente, confiable, dinámica, innovadora y referente.

  • El nombre: parece obvio pero no. Hay mucho temor sobre ponerle nuestro nombre y apellido a una marca de servicios, ya que de alguna manera es exponerse de más y con ello ser responsable de automáticamente todo lo que pasa a partir de ahí. Sin embargo, ganas mejor reputación y posicionamiento en el mercado, ya que tu nombre es único y nadie podrá copiarlo.
  • Slogan: recalca muy bien los valores de tu marca a través de un slogan. Pueden ser de 3 a 5 palabras pero serán la clave para entender de qué viene tu negocio. Un error común por ejemplo en mi rubro es que todos ponen “María Pérez, Asesora de Imagen Integral” 🙁 . Honestamente no me dice nada, no me emociona ni me invita a conocer más de ella, ya que parece un título genérico sin mucha gracia.
  • Tu arquetipo: pues hay mucha info dando vueltas sobre el tema, pero lo mejor es realizarse un test profesional, con un mentor o especialista (esto lo hacemos en el Training de Branding y MKT personal), donde además de un resultado según tu personalidad, pues te llevas una guía de lo que conviene o no para comunicar desde tu marca.
  • Imágenes: Sí, obvio es importante esto pero como te decía al principio, tiene que haber mucha coherencia con lo que muestras en ellas, además de que todo el tiempo debe haber nuevo material para ir adaptando tus contenidos a tu evolución como profesional y marca. Un clásico error es tratar de impresionar demasiado con las fotos para parecer súper expertos o crear esa sensación de superioridad, y pues no, eso solo aleja a tu audiencia. Recuerda relajarte, captarte en movimiento, sonreír auténticamente, mostrarte con atuendos acordes a tu rol y sobre todo reales.
  • El discurso: esto va desde el post de tu IG hasta las líneas de correo que escribes en tu estrategia de Email MKT. Todo absolutamente todo habla de tu estilo como marca. Olvídate de que “la gente no lee”, porque es un mito. Todos los que quieran conectar contigo lo harán y más si lo que dices tiene sentido, es útil y emocionante.
  • Tu interacción: ¿contestas los mensajes por correo? ¿atiendes los comentarios en tus redes? ¿respondes enseguida cuando te piden presupuesto? ¿eres amable con todos? ¿das espacio para que te hagan consultas? Analízalo porque aquí también estás en el punto clave para conectar con tus futuros clientes.
  • Reputación Social: suena súper tradicional, pero en estos tiempos no pensar en la denominada “prueba social” es de ingenuos. Así que mejor ahórrate las descripciones de tus títulos universitarios, las fotos de tus diplomas o los autobombos. Mejor haz que tus clientes hablen por ti con testimonios. Si en tu web no hay un espacio dedicado a esto, pues no tienes cómo probar lo buena que eres en lo que haces y punto. Si estás apenas iniciando, pues motiva a tus primeros clientes a dejarte un feedback, te prometo que esto servirá mucho más que los mil diplomas que has cursado (ojo! sin desmerecer la formación técnica que es súper clave).

 

Hay más y más puntos. Es que sinceramente el Branding Personal abarca mucho de las dinámicas dentro de tu marca, y también te ayuda a crear un sistema más confiable de cara a promover tus servicios. Por eso, si estás pensando en renovar tu estrategia de branding, revisa detenidamente estos puntos y también te invito a suscribirte por acá donde podré compartirte más información al respecto. Recuerda que una buena marca personal es auténtica, no copia.

 

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

2 comentarios en “Branding Personal, más allá de una foto bonita.”

  1. Me encanto, annie esta súper esos típs y desde ya los pondré en practica, estoy impaciente por que empiece el nuevo año y capacitarme contigo. Saludos.

  2. Adriana Carolina

    Muy buenos tus aportes Annie, además consulté algunos test profesionales que hablastes, me resultó muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
3
0
0
0
0
0
0
0