Las resoluciones que te puedes cumplir este 2019.

Hace 18 meses me dije en un estado de enojo y mucha determinación: “Listo, voy a lanzar mi marca personal”. Las resoluciones de ese entonces no tenían que ver con un inicio de año ni mucho menos, pero sí con marcar un antes y después, en cómo me veía y cómo quería estar en los próximos meses con mis metas a largo plazo.

Tuve que ajustar mis gastos, decidir con quién trabajar (algo muy complicado), cada día llenarme de pensamientos y frases motivadoras (por más cliché que suene), y hasta hacer caso omiso a la voz de siempre, la del miedo y conformismo. Al cabo de tres meses de esa decisión, efectivamente estaba lanzando una marca, pero con un plan muy a corto plazo. Fue cuando llegó diciembre y en pleno viaje de descanso (Miami), empecé a angustiarme entre las emociones de Navidad y Fin de Año, más la falta de certeza o resultados que estaba viendo en mi marca (aún ni siquiera me animaba a llamarlo negocio).

Así que empecé con mis propios métodos. Armar un moodboard en Pinterest, elegir imágenes que tuvieran que ver con las cosas que me eran importantes cumplir en este 2018 y fui incluyéndolas desde lo más profundo de mi corazón: fotos de viajes, fotos de bodas en jardines (estaba por casarme), fotos de mujeres con mucho estilo y seguras de sí mismas, fotos de Madrid (sí, créelo o no esto ya estaba en mi mente), fotos de alimentos sanos, de recetas fáciles, fotos de yoga y por supuesto de frases relacionadas a cambiar mi mentalidad respecto al valor de mi trabajo, mi creatividad y productividad.

Luego me apunté todo en una lista, por meses. “Para enero tal cosa, para febrero lo otro, para junio aquello”. Y así fui preparando mi mentalidad para enfocarme en lo que quería que fuera un año lleno de trabajo y logros disfrutables. Sin grandes fortunas pero con enormes satisfacciones y mucha conexión con lo que quería alcanzar. ¿Y sabes qué? Fue eso y más.

Así que por eso estoy armando este post, para dejarte 10 resoluciones que puedes cumplirte a ti misma en cuanto a cómo te ves y sientes, así como también lo que sabes que puedes alcanzar. Llevo haciendo este ritual de las resoluciones los últimos 4 años y no te digo que son predicciones de lo que sí o sí pasará, porque obvio nada es controlable, pero si me han ayudado a llevar a cabo mis sueños y metas de manera natural y mucho más conectada con resultados a largo plazo. Así que si yo puedo, tú también.

Resoluciones 2019

  1. Sé amable contigo y tus límites. Lleva esta frase a todo nivel, desde lo que te dices frente al espejo, lo que expresas cuando cometes un error, lo que piensas cuando estás cansada. Tolerar algunos cambios, así como también proveerte descanso cuando realmente lo necesitas debe ser parte de tus prioridades (sin excepción). Cada vez que sientas que estás “en deuda” con alguien piensa si has primero saldado la deuda contigo, y cede… afloja la presión y sé amable.
  2. Elimina lo que ya no va contigo. Desde tu armario, tus espacios de trabajo (llenos de papeles) hasta personas con las que sientes que ya no funciona el vínculo. Este año sorprendentemente corté vínculo con algunas personas que se estaban volviendo tóxicas, así como también aproveché la mudanza para hacer un detox total de armario y cosas que estaban generando peso en mí, y la sensación de ligereza ha sido increíble.
  3. Regálate un viaje a un lugar que no hayas ido antes. No tiene que ser algo tan lejano, puede ser una provincia de tu país que no conozcas, donde vayas a crear nuevas experiencias. Viajar debería ser otro de esos básicos en nuestras vidas para alimentar la creatividad y tolerancia. Este año tuve el gusto de visitar 5 países distintos y agradezco infinitamente poder absorber de ahí muchas lecciones.
  4. Permítete probar algo diferente en tus rutinas. Una clase de aeróbicos, de danza, de pintura, etc. Cualquier cosa que pueda regalarte satisfacción y conexión con tu cuerpo o esencia será una inversión a largo plazo. Créeme, la excusa del “no tengo tiempo” ya pasó de moda y te hace quedar como alguien que no se cuida a sí misma.
  5. Invierte en un taller para aprender algo nuevo. Esta es de mis favoritas. Este año sabía que quería aprender más sobre marketing digital y tomé un curso profesional de ello, además de involucrarme en eventos con emprendedores del área. De ahí surgieron ideas para nuevos servicios   e infoproductos que desarrollaré más adelante. Es fantástico seguir aprendiendo.
  6. Elige alimentos nuevos o prepara recetas que te hagan sentir que cuidas de tu cuerpo. Me encantaría cocinar más seguido pero no siempre puedo hacerlo, sin embargo cuando lo incluyo en mi agenda, me encargo de que sea algo que sí o sí sea sano, delicioso y que me haga feliz. También incorporé el açai en algunos desayunos y meriendas, así como también la quinoa en varias de mis comidas, y sumado a una consulta con nutricionista, fui entendiendo sobre algunos alimentos que ya no necesitaba consumir o que los estaba comiendo mal.
  7. Prioriza las compras inteligentes. Suena general o a uno de mis videos de Hablemos de Moda Ya!, pero sí, compra sólo en caso de que sepas que es necesario y básico y no sólo por comprar. Luego la cantidad de cosas que te das cuenta que has estado sumando al armario por inercia te va a pesar, ya que no solucionan ningún problema real en tu forma de vestir. Si no sabes cómo hacerlo, asesórate con alguien.
  8. Asigna tiempo de conexión en tu agenda. Este año lo usé para conectar con decenas de mujeres a través de mis servicios y talleres, pero aparte de eso para conocer nuevas personas con quienes colaborar. Es increíble la cantidad de perfiles que puedes llegar a conocer en redes sociales, pero más cuando luego sales de lo virtual para concretar un café y charlar. ¿Te animas a eso?
  9. Crea un plan de negocios y otro de comunicación con tu marca (si es que la tienes). Esto no es algo que podrás hacer de la nada o por tu cuenta (salvo que seas experta), sino que necesitarás capacitarte o contratar una mentora para ello. Este año yo invertí en una coach de negocios especializada en emprendedores, y fue increíble el cambio de mentalidad y resultados en mis ventas. Adicional, reforcé lo que ya venía practicando con branding y marketing de contenidos en mi marca, y ayudé a 18 mujeres emprendedoras a conseguirlo también a través de sus propias marcas. ¿Tú también quieres? Te dejo el link de mi Training para ello.
  10. Cree en ti misma. Suena fácil pero no lo es. Mi método es ir un día a la vez. También sufro crisis de estrés, de indecisión y hasta de miedo por no saber si es lo correcto o no (antes de hacer algo), pero te aseguro que cuando ya me siento así, me detengo, respiro un ratito y vuelvo a decirme los pros y los contras de una situación, pensar en qué es lo peor que podría pasar si es que hago X o Z, así como también agradecer por las mañanas por cada cosa recibida, desde el poder despertar hasta el contar con gente generosa y positiva a mi alrededor.

Puedes ver que muchas de estas resoluciones empiezan con la actitud, antes que con una gran inversión. Creo que conforme vamos creciendo también van variando nuestras necesidades a nivel personal y profesional. Para mí el 2018 ha sido un año mágico, lleno de resultados, de buenos momentos, de aprendizajes en conjunto, sin embargo también he sentido muy fuerte la necesidad de crear más espacio para mí, para desconectar y recargar, así que mientras lees este post, espero estar haciendo eso, armando mi propia lista de resoluciones y empezando a practicarlas desde ahora. El 2019 será hermoso, ya verás, sólo falta que tú estés dispuesta a verlo así y actuar por ello.

¡Gracias por estar aquí, y por seguir acompañándome! Nos vemos en el 2019.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
0
0
0
1
0
0
1
0
0