¿A dónde voy con mi negocio de asesoramiento de imagen?

Plantearse esta pregunta es importante. El asesoramiento de imagen está en un periodo de cambio desde el inicio de la pandemia. De hecho te sorprenderá saber que se han abierto más posibilidades laborales.

Era marzo 2020 y yo tenía apenas 8 semanas de haber dado a luz a mi primer hijo. En mis planes estaba retomar mi actividad laboral en abril, pero abruptamente hubo un hecho que puso en vilo al mundo. Una pandemia que cambiaría el curso de todo en nuestra vida cotidiana y laboral. Las primeras impresiones para muchos colegas fueron “nadie estará interesado en lo que hacemos”, “quién puede pensar en compras o moda en medio de la crisis”, “mejor ni hablo de lo que ofrezco porque me parece desubicado”.

A la par yo notaba cómo de pronto las consultas por mis servicios de asesoramiento de imagen y branding personal iban en auge. No podía creer que algo que había hecho detener el mundo emprendedor en muchos rubros, estaba dándome guiños optimistas desde mi lado. Hasta cierto punto sentía que era poco creíble, pero estaba pasando, y mejor aún… siguió creciendo. Lo diré con orgullo y aunque suene un poco fuerte pero el 2020 fue y ha sido de los mejores años para emprender como Asesora de Imagen.

La cantidad de consultas de mujeres respecto a cambiar la forma de llevar su armario, replantear sus hábitos de compra (de lo presencial a lo online), e incluso que el encierro nos haya llevado a todos a volvernos unos “KONDO” en construcción, hizo que mis servicios fueran tomados en cuenta por mucha más audiencia de lo habitual. ¿Pero cómo en medio de la crisis pudo pasar esto? ¿Es solo cuestión del asesoramiento en sí o de alguna campaña que monté? ¿cuál fue el tras bastidores de esto que cuento?

Mi contexto y mi negocio  de asesoramiento de imagen en pandemia.

A fines del 2019 tuve que dejar todo en “pausa” y programado para ausentarme por mi licencia de maternidad. Mi plan era que incluso mientras yo estaría ausente en atención al cliente, hubiera productos digitales que se vendan y contenidos (programados) que trabajen por mi para que no se sienta tanto mi poca conectividad esos primeros meses del 2020 mientras me dedicaba a la maternidad por primera vez.

Me planteé un calendario de contenidos, otro de lanzamientos pos licencia y dejé comunicado en todos mis canales dichos planes, porque quería que aunque yo no pudiera estar en contacto directo con la audiencia de mi negocio, se sepa en qué estaba y cómo volveríamos a retomar el ritmo luego de mi ausencia.

Saber que para llegar a este nivel de organización tuve que analizar qué servicios serían los que luego reabrirían mi presencia en redes, cuáles productos digitales podrían seguirse vendiendo sin necesidad de que yo esté pegada a la laptop y claro… la magia de tener contenidos programados bajo un esquema de lanzamientos y continuidad para así seguir estando presente sin realmente estarlo.

El 2020 y el asesoramiento de imagen en otros nichos.

Mi sorpresa fue que no solo al retomar actividades en marzo 2020 (pleno inicio de pandemia) me consultaran por los servicios habituales de armario, sino que empezaran a llegar decenas de emprendedoras que querían eso y además una guía respecto a su imagen para proyectar en sus negocios ahora forzados a trasladarse a lo digital.

Desde el qué prendas elegir para sus fotos de marca, cómo presentarse en videos, guías para comunicarse mejor en redes, manejo de contenidos estratégicos según su imagen y arquetipo de marca, en fin… de pronto se abrió un mundo de posibilidades que se pudieron adaptar perfectamente a mis habilidades y servicios disponibles.

Y acá haré una pausa para decir: EL ASESORAMIENTO ESTÁ EN SU MEJOR MOMENTO COMO NEGOCIO. Pero sí o sí debe adaptarse a lo DIGITAL.

Lo que pasaba alrededor con mis colegas.

Muchas empezaron a preguntarse a dónde irían con sus negocios, algunas consultaban la forma de hacer sus servicios por Zoom. Muchas escépticas de analizar colorimetría, armario y compras desde lo online tuvieron que animarse a probar esta vía porque no había otra manera de captar clientes. Y sí, en esos intentos muchas se encontraron con otras barreras como el no saber difundir lo que hacían en redes sociales o no tener sistemas de venta/cobro y atención al cliente en lo digital.

Preguntarse en qué invertir como asesor de imagen que quiere trasladarse a lo digital y cómo mantenerse activo a la vez se volvía todo un dilema. Algunos lo consiguieron y otros empezaron a abandonar la idea de esa posibilidad laboral.

¿Qué es lo que falta para guiar nuestro negocio de asesoramiento?

UN PLAN Y ESTRATEGIA. Se lee simple, lo habrás leído mil veces pero probablemente no sepas cómo trasladar a la práctica estas dos palabras. En mis continuos intentos tuve varios estrellones y otros buenos logros, sin embargo algo que siempre estuvo presente fue el tema de la capacitación en esas herramientas que me lleven a adquirir lo que no sabía hacer por mi cuenta.

Crear sistemas para que un negocio de asesoramiento de imagen funcione a largo plazo, no es sentarse a escribir unos cuantos posts, ni tan solo regar la voz entre tus conocidos, porque el flujo de clientes online debe ser continuo, foráneo y estratégico.

La pregunta que más me hacen es “de dónde te surgen los clientes de tantos países” y la respuesta sigue siendo la misma: plan y estrategia, pero detrás de eso un sistema que se forja a las necesidades de tu marca, a las metas preestablecidas (en cuánto tiempo quieres lograr lo que dices y cuánto necesitas facturar para tener un negocio estable como asesor), y de esa manera empezar a trazar rutas con acciones viables, estas pueden incluir implementación de herramientas digitales (apps, programas, diseño, etc) y capacitación en áreas que no masterizas.

Decidí escribir este artículo porque romantizar el negocio del asesoramiento desde las luces y el glam de las marcas de moda, dejó de ser el foco. Con esta carrera se pueden hacer grandes cosas, ofrecer servicios innovadores pero sobre todo convertirnos en referentes de negocios digitales. Ha sido mi experiencia, es lo que me gusta compartir y ahora es mi meta para acompañar a muchas colegas que van por la misma meta.

¿Te parece que esto es para ti? Te invito a conocer mi Programa Asesora Online, donde podré profundizar en estos sistemas de los que te hablo, conocer la estructura que necesita tu marca de servicios y presentarte alternativas para que puedas crecer por tu cuenta con lo que haces como asesor.

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?

¿Sientes que es momento de trabajar en tu imagen?¡Empecemos juntas! Apúntate a mi lista y descarga tu GUÍA de Orden de Armario, ideal para conectar con tu estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *